Noticias
Se lleva a cabo ceremonia de finalización de estudios de Enfermería.
26 de Junio del 2015
Con motivo de finalización de estudios de la segunda generación de Licenciados en Enfermería en el Campus Cajeme, se llevó a cabo la Ceremonia del Paso de la Luz, simbólica y distintiva, ya que en ella se alude el significado y trascendencia del inicio de la profesionalización en enfermería.

Estuvieron presentes en el presídium el Dr. Moisés Navarro Navarro , Secretario Académico de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, el Dr. Juan Carlos Gálvez Ruiz, Jefe del Departamento de Ciencias de la Salud Campus Cajeme, el Dr. Alejandro V Gómez Alcalá, Coordinador de los Programas Académicos de Enfermería y Medicina, así como la Mtra. Francisca Lazo Javalera, maestra fundadora del programa académico y la Mtra. Consuelo Lara Aceves cuyo nombre lleva la generación.

Fue Madrina de Generación la Lic. Enf. Anabell Tejeda Juárez y Maestra distinguida la Lic. Enf. Carlota Beltrán Mariscal.

En esta ceremonia se representa a Florence Nightingale, quien fue enfermera, escritora y estadística británica, considerada pionera de la enfermería moderna y creadora del primer modelo conceptual de enfermería. Desde muy joven Nightingale se destacó en matemáticas, y aplicó sus conocimientos de estadística a la epidemiología y a la estadística sanitaria. Fue la primera mujer admitida en la Royal Statistical Society británica, y miembro honorario de la American Statistical Association.

Sentó las bases de la profesionalización de la enfermería con el establecimiento, en 1860, de su escuela de enfermería en el hospital Saint Thomas de Londres, actualmente parte integrante del Kings College de Londres y del Servicio Nacional de Salud Inglés. Fue la primera escuela laica de enfermería en el mundo.

Su trabajo fue la fuente de inspiración de Henri Dunant, fundador de la Cruz Roja y autor de las propuestas humanitarias adoptadas por la convención de Ginebra.

Alcanzó fama mundial por sus trabajos pioneros de enfermería en la asistencia a los heridos durante la guerra de Crimea. A partir de ese momento fue conocida como «la dama de la lámpara», por su costumbre de realizar rondas nocturnas con una lámpara para atender a sus pacientes.

De ahí el simbolismo de pasar la luz a los estudiantes que han finalizado su plan de estudios, quienes con su lámpara encendida, después de mencionar el juramento de Enfermería, hacen un compromiso social ante los presentes diciendo ¡Sí, lo juro!